¿Cómo es la reunión?

Contenido

Temas que se tratarán en función de la disponibilidad de tiempo y de la demanda que haya en el grupo o el individuo en cuestión:

FEMINEIDAD Y MASCULINIDAD. Equilibrio entre los aparentes opuestos energéticos relacionados con la sexualidad y la manera en que afecta a las relaciones entre personas de diferente género. Energía libidinal. Poliamor.

SENTIDO DEL HUMOR. Gracia divina y compasión a través de la ironía y las bromas provocadoras. Riéndonos de los personajes que representamos.

GESTIÓN EMOCIONAL. Apertura del corazón y desarrollo de los chakras superiores. Expansión del cuerpo astral y transmutación del campo grupal energético sutil.

ATENCIÓN PLENA. Aceptación del momento presente. Actualización del programa mental. Ciclos de desarrollo de la conciencia. Evolución progresiva y cuántica.

PSICOLOGÍA TRANSPERSONAL. Tocando tierra y abiertos al cielo del no dualismo. Proceso de individuación. Cosmogonía, propósito y leyes mentales del Cosmos.

COMUNICACIÓN NOVIOLENTA. Escucha activa y uso de las relaciones personales como espejos. Descubriendo la voz del maestro interno.

PERDÓN NO DUAL. Espiritualidad auténtica. Conexión chamánica con el lado oscuro. Transformación del plan de vida al servicio de la Hermandad Blanca.

Formato: SATSANG

Satsang significa sat (verdad) y sanga (comunidad), es decir, la verdad encontrada a través de una reunión de buscadores.

Durante un satsang con un maestro, los estudiantes probablemente le plantearán preguntas. Los satsangs también pueden contener discursos, meditaciones o lecturas. Primordialmente, el propósito de un satsang no es la transmisión de una enseñanza exclusivamente mental, sino la experiencia de pasar un tiempo en la presencia de un ser especialmente evolucionado, y del efecto energético que su vibración y su manera de ser provocan sutilmente en el grupo.

La actitud que caracteriza a este tipo de experimento es la búsqueda conjunta de una experiencia que resulte pedagógica para todos, incluyendo al maestro, cuyo papel es primordial para guiar y motivar a los asistentes en el proceso de conseguir hacer consciente al maestro interno de cada uno de ellos.

Estilo

Respecto a la manera especial de facilitar los grupos, Ulises Libre puede enfocar las charlas o los intensivos basándome específicamente en las enseñanzas de Un Curso de Milagros o usando presentaciones genéricas de la lista de temas propuestos para que resulten entendibles a un sector de público más amplio.

Lo habitual es que empiece hablando durante un rato y luego abra el espacio de comunicación verbal para preguntas o comentarios que inviten a seguir profundizando en el propósito del encuentro, es decir, llegar juntos a una experiencia personal y grupal de mayor conexión interna. Son bien recibidos los compartires sobre experiencias personales que sirvan de ejemplo para ilustrar los temas tratados. Sobre aquellos otros que quieran contar la vida de alguien que necesite ser escuchado, es preferible hacerlo en privado para evitar que se abuse del proceso de sanación del grupo en su conjunto y del escaso tiempo que hay disponible para ello.

Para las reuniones solo se necesita un espacio donde sentarse, preferiblemente en círculo, y una botella de agua mineral.

Su faceta musical le lleva a incluir ese aspecto mediante la reproducción de temas grabados por artistas en estilos variados y la interpretación de canciones propias o ajenas acompañándose de su guitarra.

No suele usar ninguna de las siguientes prácticas: La exaltación excesiva del vínculo que se genera entre los asistentes a la sesión; Ver de color de rosa la vida mientras se permanece en la seguridad del grupo y dejar que se tiña de negro en cuanto se enfrenta al mínimo conflicto cotidiano al salir a la vida “real”; Las elucubraciones mentales con tendencia al dolor de cabeza; Las técnicas corporales de meditación; Las dinámicas corporales dirigidas; Las visualizaciones; Los power-points; los gráficos que analizan las partes de la mente o el inicio de la separación con Dios.

Sí suele propiciar los siguientes resultados: La profundización en el proceso personal de cada uno de los asistentes; El reconocimiento del lado oscuro de nuestra personalidad; El entendimiento de la dinámica interna en la manera de relacionarse de cada uno consigo mismo y los patrones de comportamiento que esa dinámica refleja en las relaciones con su mundo; la aplicación de los principios no duales a la vida cotidiana. La danza, la alegría de vivir y una ligereza de ánimo que aflora mediante un comportamiento milagrosamente divertido o temporalmente introvertido.